N.? 47

ENERO-FEBRERO 2007

12

 

  

Historia de la Ermita del Monte Calvario de M醠aga

Santiago J. Otero Vela

  

  

E

xisten en M醠aga numerosos lugares que, aunque pr醕ticamente desconocidos para la mayor韆 de los malague駉s, son de una gran belleza y sus rincones han sido testigos silenciosos del paso de muchos a駉s de historia. Uno de esos rec髇ditos sitios es la ermita del Monte Calvario. Esta ermita, a caballo entre la ciudad y el campo, ha sido recinto, a lo largo de los siglos, de oraci髇 y de retiro para infinidad de personas que buscaban un remanso de tranquilidad dentro del ajetreo de la ciudad.

 

Or韌enes de la ermita

    
     

 

Fachada principal de la ermita del monte Calvario de M醠aga.

    

Desde los tiempos lejanos de la reconquista de M醠aga, suena ya con insistencia el hist髍ico nombre de este monte. A finales de mayo de 1487, el peque駉 cerro fue ocupado por las tropas sevillanas que comandaba el conde de Cifuentes. Su valor estrat間ico fue aprovechado por los Reyes Cat髄icos para cercar la ciudad de M醠aga, que caer韆 en manos de los monarcas cristianos a mediados de agosto del mismo a駉. Una vez conquistada la urbe, aquel promontorio, debido a su abundante rocosidad, fue utilizado como cantera, de la que saldr韆n muchas de las piedras que sirvieron para cimentar la estructura de la Santa Iglesia Catedral.

El uso religioso del enclave se encuentra ligado a la creaci髇 de un convento por los frailes de la orden de los M韓imos de la Victoria. Los religiosos ya conoc韆n el lugar con motivo de su visita a los monarcas durante el asedio a M醠aga. Precisamente fueron los soberanos quienes, mediante una Real Orden, ofrecieron los terrenos a la orden fundada por San Francisco de Paula para la celebraci髇 de actos religiosos. El acto de la toma de posesi髇 del suelo tuvo lugar en el propio cerro de San Crist骲al (nombre con el que tambi閚 es conocido hoy el monte), en donde la orden mon醩tica, como primera medida testimonial, construy?un peque駉 humilladero.

Una serie de donaciones rurales por parte de la familia real, tanto en las cercan韆s del peque駉 mont韈ulo como en otros lugares de la provincia, cumplieron la misi髇 de ayudar a la fundaci髇 de un peque駉 convento y garantizar su solvencia econ髆ica. Unos a駉s despu閟, los frailes adoptaron la costumbre de encomendar a doce religiosos de la congregaci髇 que, la tarde de todos los viernes del a駉, prepararan la subida al humilladero en piadoso v韆 crucis y celebraran solemnes cultos al crucifijo all?existente. Pronto, las penalidades que supon韆 para los peregrinos la subida por aquel tortuoso terreno fue motivo para que a aquel acto devoto se le empezase a conocer como la “Subida al Calvario”, rememorando el camino hacia el G髄gota que sufri? Jesucristo en Jerusal閚 antes de su martirio.

A finales del siglo XVI, se construye una peque馻 ermita, con techumbre de madera, a fin de resguardar de las inclemencias meteorol骻icas a todos los religiosos y laicos que sub韆n a orar a aquel sacro lugar y, tambi閚, para habilitar un recinto m醩 adecuado donde poder celebrar la Eucarist韆.

 

Creaci髇 de la capilla del Monte Calvario y de la Hermandad del Santo Cristo del Calvario

Desde los comienzos del siglo XVII, la subida al cerro del Calvario la tarde de los viernes fue experimentando un sensible incremento en n鷐ero de fieles, hasta que, concretamente en 1656, un grupo de laicos profundamente religiosos y los frailes m韓imos que custodiaban la ermita acuerdan crear la Orden Tercera del Santo Cristo del Monte Calvario. Sus funciones principales eran, entre otras, la de cuidar de la V韆 Sacra del Calvario, prestar ayuda a todos los fieles creyentes que visitaban sus estaciones con toda devoci髇, guardar fidelidad por siempre a la Orden M韓ima y velar por el buen estado de la capilla construida, reparando todos los desperfectos que pudiera sufrir por efecto de cualquier contingencia. En la capilla, entre otras funciones, se daba culto a un Santo Cristo que, en su d韆, colocaron los ‘Ermita駉s de San Francisco’.

Al ceder estos religiosos sus derechos a la reci閚 creada Orden Tercera, se hizo necesario levantar otra ermita de mayor capacidad y dotada de m醩 medios para el ejercicio religioso. Los materiales empleados para su construcci髇 fueron piedras del propio monte, barros, ladrillos bastos y una cubierta de teja sobre carpinter韆 basta sin labrar. La madera fue tra韉a de los montes cercanos.

Desde ese tiempo a la 閜oca actual, la ermita se mantiene en pie gracias a continuas reformas costeadas por los fieles y devotos del lugar, junto a la propia Hermandad. Una de estas reformas consisti?en la construcci髇 de la fachada y el tallado del magn韋ico retablo que preside el templo, obras realizadas durante el siglo XVIII. De este mismo siglo es tambi閚 la cruz de piedra labrada que se situ?en la puerta del templo de San L醶aro, al comienzo de la calle Amargura, que es el lugar donde empieza el v韆 crucis para acabar en la cima del monte. Dicho crucero se mantiene a鷑 en el mismo lugar de su construcci髇.

Ya a comienzos del siglo XX, concretamente en 1907, se construye, a iniciativa de don Sebasti醤 Lorente Caro, capell醤 del sagrado edificio, la cruz de hierro que se encuentra en la misma puerta de la ermita y que indica la 鷏tima estaci髇 del v韆 crucis.

 

La ermita en los 鷏timos a駉s

La Guerra Civil que se inicia en Espa馻 en julio de 1936 no s髄o caus?estragos en el 醡bito humano; la ermita del Calvario y otros muchos templos malague駉s tambi閚 fueron v韈timas del azote de la contienda. Aprovechando la situaci髇 estrat間ica de la ermita, las tropas republicanas destruyeron gran parte del templo, al socavar el suelo para abrir t鷑eles que pudieran resguardarlas de los ataques del bando nacional. Lamentablemente, numerosas tallas, como un crucificado del siglo XVIII, fueron destruidos en un saqueo practicado por la intolerancia anticlerical republicana y la capilla qued?en nefastas condiciones, temi閚dose incluso su destrucci髇.

En la d閏ada de los 50, un grupo de j髒enes seminaristas, a cuyo frente estaba el hoy capell醤 del templo don Manuel G醡ez L髉ez, alentado por el p醨roco del santuario de Santa Mar韆 de la Victoria, don Prudencio Jim閚ez, reaviva los cultos en la capilla, a los que, de nuevo, comenz?a sumarse multitud de malague駉s, con lo que el recinto ha ido qued醤dose cada vez m醩 peque駉 para acoger a la ingente cantidad de fieles que se acercan, sobre todo, los viernes de cuaresma.

Cercano 1973, y con el fin de acoger a todos los devotos, en el muro de poniente de la ermita se abrieron dos grandes arcos y, con los materiales que sobraron, se rellen?la nave lateral que entonces se construy? conformando el aspecto con que la conocemos en la actualidad.

    
     

 

Im醙enes del Cristo Yacente y la Virgen de Fe y Consuelo.

    

A comienzos de 1977, se reorganiza la Hermandad del Calvario, tomando como titulares a un ‘Cristo Yacente’ tallado en 1970 por el escultor sevillano Antonio Eslava Rubio y a una ‘Dolorosa’, fechada en el siglo XVIII y de autor desconocido, que presidir醤 el retablo mayor de la ermita. En 1982, dicha corporaci髇 nazarena se incorpora a la n髆ina de hermandades que procesionan en la Semana Santa malague馻. Y as? desde ese a駉, ambas im醙enes salen a la calle desde la capilla todas las tardes del Viernes Santo, protagonizando uno de los momentos m醩 impresionantes de la semana mayor de la ciudad.

En la d閏ada de los a駉s 80, tienen lugar dos hechos de suma importancia que hay que rese馻r. En julio de 1986, el cerro del Monte Calvario y su capilla son declarados Sitios Hist髍icos por la Junta de Andaluc韆 y, en diciembre de 1987, el Obispado de M醠aga cede a perpetuidad la capilla a la citada Hermandad, con lo que dicha cofrad韆 pasa a ser una de las pocas que disponen de templo propio en la ciudad de M醠aga.

 

El incendio de febrero de 2006

Pero no todo ha sido para bien en la historia reciente del oratorio. Uno de los episodios m醩 tristes en la larga vida del templo tuvo lugar a comienzos del a駉 pasado. En la madrugada del 26 de febrero, sin que todav韆 se sepan muy bien las causas, aunque se apunta que pudo deberse a un cirio mal apagado, se produjo en la ermita un incendio de tal magnitud que estuvo a punto de afectar por completo la capilla; aparte de la techumbre, que result?muy deteriorada, sufrieron da駉 las im醙enes del Cristo Yacente y la Virgen de Fe y Consuelo, titulares de la Cofrad韆.

En un principio, el incendio se presentaba como una tremenda desgracia para el acervo de la imaginer韆 sacra de la Semana Santa malague馻. Afortunadamente, la evaluaci髇 de los desperfectos ha concluido que los da駉s no han sido tan severos como se tem韆, ya que el fuego afect?鷑icamente a la policrom韆 de las tallas, lo que ha permitido una perfecta restauraci髇 de las mismas. Cabe decir, por desgracia, que ese a駉 de 2006 no se pudo efectuar la estaci髇 de penitencia en Semana Santa, de tanta raigambre popular en esta ciudad del Sur.

 

 

PARA SABER M罶:

AA. VV. (1989): Cofrad韆 del Monte Calvario. X Aniversario de su Primera Salida Procesional. M醠aga.

LLORD蒒, Andr閟 y Sebasti醤 SOUVIR覰 (1969): Historia documental de las Cofrad韆s y Hermandades de Pasi髇 de la ciudad de M醠aga. Edici髇 Facs韒il. M醠aga.

RODR虶UEZ MAR蚇, Francisco Jos?(1997): Religiosidad popular en Espa馻. San Lorenzo de El Escorial (Madrid).

 

  

_______________

Santiago Jes鷖 Otero Vela (M醠aga, 1987) realiz?los estudios de Educaci髇 Primaria en el C. P. “Pablo Picasso”, y los de la E.S.O. y Bachillerato en los Institutos “Manuel Alc醤tara” y “Santa Rosa de Lima”, respectivamente, centros todos de su ciudad natal. Actualmente, cursa la diplomatura de Magisterio (especialidad de Maestro en Educaci髇 Primaria) en la Facultad de Ciencias de la Educaci髇 de la Universidad de M醠aga.

 

 

CONOCER M罫AGA. Suplemento de GIBRALFARO. Revista de Creaci髇 Literaria y Humanidades. A駉 VI. N鷐ero 47. Enero-Febrero 2007. ISSN 1696-9294. Director: Jos?Antonio Molero Benavides. Copyright ?2007 Santiago Jes鷖 Otero Vela. ?2002-2007 EdiJambia & Departamento de Did醕tica de la Lengua y la Literatura. Facultad de Ciencias de la Educaci髇. Universidad de M醠aga.

 

 

P罣INA PRINCIPAL

ARRIBA

T蚑ULOS PUBLICADOS

Addmotor electric bike shop

Beauties' Secret化妝及護膚品

DecorCollection歐洲傢俬

Wycombe Abbey| 香港威雅學校| private school hong kong| English primary school Hong Kong| primary education| top schools in Hong Kong| best international schools hong kong| best primary schools in hong kong| school day| boarding school Hong Kong| 香港威雅國際學校| Wycombe Abbey School