N.? 41

JUNIO 2006

11

  

  
  

  

  

Muri? Roc韔 Jurado; ha nacido un mito

  

  

T? eres el sue駉 del alba,

la s醔ana de la aurora,

desnuda a la madrugada.

  

Canta, Roc韔 del mar,

Roc韔 primero de la ma馻na.

Ansias de los lentos barcos,

viento que llega y no pasa.

  

Canta, qu閐ate en el sue駉,

qu閐ate para siempre y no te vayas...

 

Roc韔 del mar de C醖iz,

faro que nunca se apaga.

 

Canta siempre, amor Roc韔...

Canta... Canta... Canta... Canta...

  

RAFAEL ALBERTI

 

  

  

SUR & ABC|Jueves, 2 de junio de 2006

  

R

oc韔 Jurado falleci?en su casa de Madrid a las 5.15 horas de la madrugada de ayer. La artista, que llevaba d韆s semiinconsciente, entr?en coma profundo el pasado mi閞coles, en lo que ya se preve韆 como el desenlace fatal de la lucha que manten韆 desde hace casi dos a駉s contra el c醤cer de p醤creas. La muerte le sorprendi?玹ranquila, sin grandes angustias y rodeada de los suyos, como hab韆 deseado? As?lo expres?su hermano, Amador Mohedano, poco despu閟 del fin. Hoy, a mediod韆, ser? enterrada en el cementerio municipal de su Chipiona natal, tras una misa a las doce en el santuario de Nuestra Se駉ra de Regla.

  

La muerte la encontr?peleando

     
     

  

Si no la m醩 grande, ella ha sido la de la voz m醩 potente, la prima donna de las folcl髍icas. Con su timbre oper韘tico, sus ampulosos trajes de noche y su melena de fuego, Roc韔 Jurado, cantando, defend韆 el territorio esc閚ico como una fiera. Cuando le tocaba hablar ante una c醡ara, rebajaba mucho el tono y gesticulaba elegantemente con sus bellas manos de dedos largos y u馻s esmaltadas, tratando de ocultar, tras un velo de finura, toda la pasi髇 que llevaba dentro. La Jurado siempre fue un volc醤, hasta en el modo de enfrentarse a su enfermedad. Con un coraje ejemplar, opt?por luchar a brazo partido contra ella. Y aunque el enemigo le ha ganado la batalla, la muerte la encontr?peleando.

  

Unos datos biogr醘icos

Mar韆 del Roc韔 Trinidad Mohedano Jurado naci?el 18 de septiembre de 1944 en Chipiona (C醖iz). Vino al mundo en una improvisada escuela de canto, porque sus padres, Fernando Mohedano, zapatero de profesi髇, y Rosario Jurado, ama de casa, eran dos portentos del flamenco, aunque nunca se dedicaron a la canci髇 profesionalmente.

Roc韔 era la mayor de tres hermanos. Los otros dos, Amador y Gloria, han permanecido siempre cerca de ella. Amador ha sido su representante y en Gloria se inspir?para ponerle nombre a su hija adoptiva, Gloria Camila. Y es que la chipionera no conceb韆 la vida lejos de los suyos: son 玬i gente? como se dice en el Sur. La familia y la canci髇, y su idolatrada Virgen de Regla fueron sus tres principales pasiones.

Roc韔 estudi?en dos colegios. En uno de ellos, en ?/span>La divina Pastora? colegio religioso de monjas de Chipiona, fue donde aprendi?a cantar desde muy ni馻. A la joven Roc韔 le gustaba mucho la m鷖ica cl醩ica, pero lo que ella m醩 amaba era el flamenco y las coplas, esas canciones populares que tan a menudo o韆 cantar en casa. Su primera presentaci髇 en p鷅lico tuvo lugar en una obra que se represent?en su colegio. Ten韆 ocho a駉s.

  

獿a Ni馻 de los Premios?/font>

En 1958, con apenas 14 a駉s, logra su primer premio en Radio Sevilla, en un programa de canto de coplas que se transmiti?desde el teatro 羖varez Quintero de Sevilla. El premio fue 200 pesetas, una botella de gaseosa y un par de medias. A Roc韔 le llegaron a llamar ?/span>La Ni馻 de los Premios?/span>, ya que ganaba todos los premios de las emisoras de radio en que participaba. Pero su ambici髇 no era seguir viviendo de los premios de la radio. Ella quer韆 volar mucho m醩 alto que las gaviotas que vuelan sobre las crestas de las olas del mar de su Chipiona.

Cuando s髄o contaba 15 a駉s, una gran pena rasga el coraz髇 de Roc韔: muere su padre. Econ髆icamente, la familia no qued?bien parada, as?que Roc韔 y su familia se fueron a vivir a casa de la abuela. Roc韔 fue zapatera y trabaj?en la vendimia por un jornal, pero, en el fondo, ella sab韆 que lo suyo era cantar, cuando pod韆 participaba en los concursos que convocaba Radio Sevilla con el patrocinio de alguna firma comercial importante.

  

No fue un camino de rosas

La trayectoria profesional de Roc韔, igual que la personal, nunca fue un camino de rosas. Roc韔 so馻ba con ir a Madrid para darse a conocer y hacerse una artista de las grandes, pero tuvo problemas con su abuelo. El hombre pensaba que el mundo de los artistas era medio oscuro, promiscuo; que los artistas son gente de mala vida, y no le dio permiso para ir.

  

     

  

Dando cuenta de un fuerte car醕ter que luego se convertir韆 en su santo y se馻, Roc韔 se declar?en huelga de hambre y as?estuvo 10 d韆s, hasta que su abuela se decidi?por intervenir a favor de la nieta. Su abuelo cedi?y le dio 8.000 pesetas a su madre para que Roc韔 emprendiese el viaje de sus sue駉s. Pero nada m醩 llegar a Madrid, ambas pillaron un fort韘imo catarro que las oblig?a guardar cama varias semanas y casi las env韆 de vuelta a Chipiona.

Roc韔 cre韆 que, al llegar a Madrid y al escucharla cantar, todo ser韆 como una varita m醙ica, pero no contaba ella con los obst醕ulos que le esperaban. Los d韆s pasaban y el poco dinero que ten韆n se les estaba agotando. Fue entonces cuando Roc韔 se acord?de una se駉ra madrile馻 que hab韆 conocido en su pueblo y que siempre le dec韆 que, cuando fuera a Madrid, la llamase, que ella la ayudar韆.

Concha Fern醤dez, que as?era el nombre de esta se駉ra, la present?a las grandes figuras del flamento de la 閜oca, como la Ni馻 de los Peines, Manolo Caracol y Pastora Imperio, quienes, al escucharla cantar, quedaron prendados de aquella joven promesa, hasta el punto de que decidieron contratarla en su tablao ?/span>El Duende?/span>, donde la joven chipionera pronto empez?a despuntar. Como Roc韔 era menor de edad, ten韆 que vestirse con ropa que la hiciese verse mayor, ya que entonces no permit韆n trabajar a los menores en los espect醕ulos.

  

Su encontronazo con Concha Piquer

Por este tiempo, Roc韔 recibi? un desaire de quien menos lo esperaba. Ella admiraba a la entonces ?/span>Se駉ra de la Copla?/span>, a Concha Piquer. Un d韆, Roc韔 fue presentada a ?/span>Do馻 Concha?/span>, ante la cual Roc韔 cant?dos temas suyos: Ma馻na sale y Romance de valent韆, y la Piquer, como un jarro de agua fr韆, le dijo: 玊?vas a llegar muy lejos con esa linda cara dura que tienes? y, d閟potamente, le ech?en cara que nadie, ni siquiera artistas ya consagradas, se hab韆n atrevido a cantar sus canciones y que Roc韔 ten韆 la desfachatez de hacerlo en su cara. Todas estas palabras calaron en Roc韔 en lo m醩 profundo de su ser. Sin embargo... 縤ntu韆 ya la Piquer que aquella jovencita de largas piernas y voz potent韘ima iba a moverle el sill髇?

  

Sus primeros triunfos

En 1968 fue seleccionada como Lady Espa馻 y, el a駉 siguiente, gana el tercer puesto en el certamen de Miss Europa, celebrado en Italia. Este mismo a駉, en 1969, el 閤ito le lleg?a trav閟 del espect醕ulo Paso Doble, que puso en cartel el maestro Solano en el teatro de la Zarzuela, en Madrid. 蓅te le proporcion?sus primeros 閤itos con canciones como Un rojo clavel y Tengo miedo, canciones que hasta los ni駉s de entonces, con tener poco de folcl髍icos, nos qued醔amos extasiados ante tanto poder韔.

Tambi閚 el S閜timo Arte se hizo eco del bien hacer de Roc韔, y as? debut?con Manolo Escobar en la pel韈ula Los guerrilleros (1962), a la que siguieron Proceso a una estrella (1966), En Andaluc韆 naci?el amor (1966), Lola la Piconera, basada en la obra de Jos? Mar韆 Pem醤 y rodada para TVE en 1970; Una chica casi decente (1971), La querida (1976), El amor brujo (1986), aunque quiz? el 閤ito de su carrera musical y sus m鷏tiples compromisos no le dejaron mucho tiempo para triunfar tambi閚 como actriz del celuloide. Sus dos 鷏timos t韙ulos fueron Sevillanas (1992) y La Lola se va a los puertos (1993). Tambi閚 llev?al teatro Cancionera, y en Argentina, Roc韔 rod?una serie de pel韈ulas, algunas de ellas para la televisi髇, que no llegaron nunca a exhibirse en nuestras pantallas, ni siquiera en Televisi髇 Espa駉la. Cuentan t韙ulos como La zapatera prodigiosa, un musical sobre la obra de Federico Garc韆 Lorca; De Madrid al cielo, Lola Montes y Aquellos tiempos, pel韈ula por la que fue nominada como mejor actriz al premio 揗artin Fierro? uno de los m醲imos galardones que se otorgan en el cine de aquel pa韘. 

Lejos de Espa馻. Por esta pel韈ula, Roc韔 fm醩 importante que se otorga en el cine de Argentina.

  

Roc韔 y Pedro

  

     

  

Roc韔 aument?su fama cas醤dose en 1976 con una gloria nacional: el campe髇 mundial de boxeo, de peso Welter, Pedro Carrasco. Al cabo de un a駉 naci?su 鷑ica hija biol骻ica, que m醩 tarde ser韆 conocida, a su pesar, como Roci韙o. Por esa 閜oca, la cantante recibi?otro duro golpe. Su madre muri?de c醤cer de p醤creas. 獿o que se llev?a tu abuela, ahora me quiere matar a m砘, le confesar韆 a駉s despu閟 la cantante a su hija, al conocer su enfermedad. No se equivocaba.

Pero en los a駉s ochenta, a鷑 faltaba mucho para eso. Fogosa y desinhibida, la Jurado, que en el cine hizo de guerrillera, de zapatera prodigiosa y de Lola la Piconera, sorprendi?una vez m醩 llevando la fiebre del destape al mundo de la copla. Ella fue la primera que cambi? la bata de cola por el traje de noche. La 鷑ica que se atrevi? a lucir en los plat髎 televisivos escotes tan generosos que apenas pod韆n contener una delantera a鷑 m醩 sobresaliente que su voz. As? vestida, o mejor, desvestida, ten韆 el cuajo de cantar cosas como: 獺ace tiempo que no siento nada al hacerlo contigo...? o tambi閚: 玈e nos rompi?el amor de tanto usarlo? Y as?debi?de ocurrir en su matrimonio, porque en 1989 se separ? civilizadamente, de Pedro Carrasco.

  

Del boxeador al torero

Tres a駉s despu閟, en 1992, mientras representaba el espect醕ulo Azabache, en la Expo de Sevilla, Roc韔 se enamor?de Jos?Ortega Cano. De un boxeador, pas?a un torero. El amor le lleg?獵omo una ola? igual que su canci髇, pero como una ola de varios metros de altura. En cuanto logr?la nulidad, volvi?a casarse por la Iglesia.

Cuando Roc韔 supo que ten韆 c醤cer, en verano de 2004, la mala racha medi醫ica ya hab韆 pasado. Su hija manten韆 una relaci髇 estable con Fidel Albiac y viv韆 alejada de los turbios negocios del 慶oraz髇? Sus dos hijos menores crec韆n sanos, y su marido, incapaz de retirarse del todo, cada vez toreaba menos. Los dos estaban muy ilusionados porque su finca, La Yerbabuena, empezaba a ser explotada como escenario de banquetes y celebraciones.

  

Llam? al c醤cer por su nombre

La noticia de la enfermedad fue un mazazo. Convoc?a la prensa, llam?al c醤cer por su nombre y anunci?que estaba dispuesta a luchar. Y comenz?una peregrinaci髇 a Houston, con la misma fe y alegr韆 con la que acud韆 al Roc韔. Ese gesto de valent韆 y coraje anim?a muchos enfermos y contribuy?a restaurar su imagen. Ahora era por unanimidad, 搇a m醩 grande? como se titula uno de sus discos m醩 recientes y pol閙icos, por lo osado del t韙ulo.

  

Nunca estuvo sola

Mucho m醩 delgada, pero con excelente imagen, Roc韔 reapareci?por 鷏tima vez en televisi髇 en diciembre, en un emotivo concierto y en una entrevista realizada por Jes鷖 Quintero. 玁o estoy curada, pero s? dispuesta a seguir adelante? dijo al Loco de la Colina. Fue su 鷏timo y quiz?m醩 sincero testimonio. En 閘 confes?que, antes de la primera y larga operaci髇, tuvo terror a morir sola, sin poder despedirse de los suyos. Pero Roc韔 no ha estado sola, como tem韆, porque sus seres m醩 queridos [y Espa馻 entera] la han rodeado en todo momento, en Houston o en Madrid, para que ella pudiera sentirlos, hasta el 鷏timo suspiro, a su lado.

  

Roc韔, en Chipiona

El santuario de la Virgen de Regla de Chipiona (C醖iz), que se encontraba repleto de gente, acogi?la capilla ardiente con los restos mortales de Roc韔 Jurado, y se cerr?al p鷅lico a las diez de la ma馻na, tras haber permanecido abierto durante toda la madrugada y recibir la visita de miles de personas.

Tras el funeral, que fue oficiado por el obispo de Jerez, Juan del R韔, el f閞etro, cubierto por las banderas de Andaluc韆 y de Espa馻, abandon?el santuario a hombros de familiares poco antes de las 13.00 horas, con direcci髇 al cementerio donde recibir? sepultura.

Entre los familiares que portaban el f閞etro, destacaba, en un primer t閞mino, Jos?Ortega Cano, viudo de la cantante, y su hermano y representante Amador Mohedano, quienes pudieron comprobar el atronador aplauso con que las miles de personas que rodeaban los alrededores del santuario daban su 鷏timo adi髎 a la tonadillera m醩 conocida, a 揕a M醩 Grande?/span>, a Roc韔 Jurado.

  

  

  

Con esta sencilla composici髇 de textos, GIBRALFARO ha querido rendir un humilde pero sentido homenaje a una andaluza que fue reina de la copla, a una cantaora de raza que enardeci?con su voz los mejores tablaos, a la tonadillera que pase?el nombre de Espa馻 por el mundo entero, a 慙a M醩 Grande? a Roc韔 Jurado, 慙a Voz de Espa馻?

  

  

  

  

GIBRALFARO. Revista de Creaci髇 Literaria y Humanidades. A駉 V. N鷐ero 41. Junio 2006. Director: Jos?Antonio Molero Benavides. ISSN 1696-9294. Copyright ?2006 SUR & ABC. Todos los derechos reservados ? 2002-2006 EdiJambia & Departamento de Did醕tica de la Lengua y la Literatura. Facultad de Ciencias de la Educaci髇. Bulevar Louis Pasteur, s/n. Campus de Teatinos. Universidad de M醠aga. 29071 M醠aga.

  

  

Tomtop| Online shop| Online Einkaufen

Addmotor Electric Bike| Electric bike shop / electric bicycle shop Electric bike review| Electric trike| Fat tire electric bike| Best electric bike| Electric bicycle/E bike| Electric bikes for sale| Folding electric bike| Electric mountain bike| Electric tricycle Mid drive electric bike| Juiced Bikes Pedego Rad-Power

地產代理/物業投資| 租辦公室/租寫字樓| 地產新聞| 甲級寫字樓/頂手| Grade A Office| Commercial Building / Office building| Hong Kong Office Rental| Rent Office| Office for lease / office leasing| Office for sale| Office relocation

DecorCollection歐洲傢俬| 傢俬/家俬/家私| 意大利傢俬/實木傢俬| 梳化| 意大利梳化/歐洲梳化| 餐桌/餐枱/餐檯| 餐椅| 電視櫃| 衣櫃| 床架| 茶几

Wycombe Abbey| 香港威雅學校| private school hong kong| 香港威雅國際學校| Wycombe Abbey School 國際小學| 英國學校| International schools hong kong| 香港國際學校|

邮件营销| 電郵推廣| edm营销| 邮件群发软件| 营销软件| Email Marketing| 搜尋引擎優化 SEO