N.º 31

JUNIO-JULIO 2005

6

  

  

Fantasías de tormento y pesar

Jaime León Cuadra* 

  

  

PERDIDA VOZ

Caminaba tu desierto

de negrura oscuridad

y un largo túnel de sus cerros

te separó de mi ansiedad.

  

Nunca más volvió tu voz

te perdiste en la espesura

de ese cerro pura tierra

muy ausente de la luna.

  

Yo volé en cuatro vientos

del túnel de oscuridad

huyendo del tormento

de la simple soledad.

  

Amaneciendo Antofagasta

en tu dulce claridad

mis miedos desaparecidos

y en tus cerros atrapada

se ha quedado mi ansiedad.

  

  

  

ORACIÓN

Sabes pequeña flor

hoy quiero emprender un vuelo

en las alas de un jilguero

hasta el Obispo Mayor

para pedirle un favor

en el mismísimo cielo.

  

Salva mi alma Señor

deja que tu paz me invada

llévame con tu mirada

a tu Comarca Real

líbrame de todo mal

Allí, en tu propia morada.

  

Y deja escribir mis versos

sin enlutar los jardines

de este sitio de poemas

y que para mí sea el lema

de tu infinita bondad.

  

Si no, haz que la soledad

destruya toda fantasía

y perdona lo que un día

sin querer yo hice pena.

  

  

  

CONTRAPUNTO

Dicen que en los montes están

las piedras más preciosas

que la amatista y el zircón

son tremendamente hermosas.

  

Pero yo digo que el ser

en que bondad y ternura existe

es más lindo y menos triste

que el tesoro de esos montes.

  

Otros aseguran que el oro

es el reino del Señor

sin saber cuál es el dolor

entre cristianos, fascistas,

tiranos, moros y terroristas.

  

Otros luchan sin cesar

por el valor del dinero

en las bolsas gritando

como gatos de veneno.

 

Esperemos que minoría

es el que se precia de ladrón

y que un día no muy lejano

se las gané el corazón.

  

Que gané el poeta con su verso

el pintor con sus colores y su óleo

que se acaben los ladrones

enfermos del petróleo.

  

Yo tengo fe en el humano

y tengo fe en el Señor

y voy a luchar con mi pluma

para que triunfe el amor.

  

  

  

TRISTEZAS DEL EXILIO

Me he quedado huérfano de abolengos

nada acusa en mi un pasado

apenas si lo adornan

unos míseros recuerdos;

mi camino siempre fue al costado

con la brisa, con la nieve y el silencio.

  

Y, por tanto, se acusa a un español

de dictarme los versos que yo traigo

desde un pueblo europeo De Castilla

bautizado con mi nombre: De León.

 

Mas imploro el linaje de mi madre

que se pierde con el triste abandono

hoy miro desde lejos esos recintos

y mi llanto lleva rabia, casi encono.

  

Usurpados por manos de ladrones

esos altares de dulce mirar

en que mujeres y varones

mensajeros fueron del mar.

  

Y hoy desde esta blanca nieve

recorro techos, adobes y soñar

y esos aromos florecidos

ven dejando su fragancia en mi pesar.

  

Viejo portón de robles

no te vuelvas a cerrar

deja que mi blanca nieve

me acompañe con su cantar.

  

  

  

MIENTRAS EXISTA UN VERSO O UNA FLOR

Mientras exista un verso

las estrellitas del abuelo

dejadlas allá arriba

en el mismísimo cielo

para que alumbren

con su tenue destello

esta romántica oscuridad

que pacificó mi soledad

con el regalo más bello.

  

Después vendrá la esperanza

que lastimará al corazón.

Después será también esa ilusión

que alimentará la esperanza.

¡Ay, juguito de limón,

eres toda una alabanza!

  

Una ilusión es una paloma blanca

que vuela siempre alrededor

y aunque quiera el corazón

borrarla de una plumada

siempre existe un verso o una flor

para una canción desesperada.

  

  

  

UN BRINDIS PARA EL OLVIDO

Ven, no es necesario más daño

antes que el tiempo nos sorprenda

vaya un brindis para el olvido

en lo que queda del año.

  

Brindemos... por este encuentro

tú, yo y esta casualidad

brindemos por la amistad

de esos lugares del tiempo.

  

Llena otra vez mi copa

quiero saber si el alcohol

disimula en la ocasión

las espinas de tus rosas.

  

Ven brindemos por los hijos

es suficiente motivo

y cuando vuelvas a partir

en ese tu último vuelo

desde allí del avión

brindemos por tu olvido.

  

  

  

REDIBUJAR MIS NOCHES

I Parte

Pretendo redibujar mis noches

sin ecos sin lamentos ni locos ruidos

para que en mi silencio yo escondido

escuche siempre tu voz, mi niña triste.

  

Muy bien sabes que es tu ausencia mi alarido

que mi tristeza y mi angustia acrecientan

tu distancia es muy grande y me atormenta

si me deja el corazón sin tus latidos.

  

Yo sé que siempre fui un bandido

y supe que un día sería encadenado

llegó el día en que yo pague mis pecados

sin ti en mis senderos voy perdido.

  

  

II Parte

Siempre supe que la sombra es cruel fastidio

y que es como el silencio de la luz

debo entonces redibujar mis noches

si en mis cielos tu distancia y tu silencio

aumentan sin sentido el peso de mi cruz.

  

Mis noches serán ahora sólo estrellas

fantasías de tormentos y pesar

mis versos llevarán esta agonía

de la triste doncella con su amar.

  

¡Ah! Noche de los cerros y desiertos

queda lejos en mi sueño tu cantar

vayan versos de todos mis dolores

redibujando mis noches al caminar.

  

  

    

  

_______________

*Jaime Alfonso León Cuadra (Santiago de Chile, 1942), ferviente convencido de la política del presidente Salvador Allende y testigo presencial de las subsiguientes atrocidades fascistas, emigra a Canadá en 1975, incapaz de soportar la tiranía del dictador Pinochet. En Chile, sus poemas “Volantín” (1951) y “Las manos del pecado” (1954) suscitan las primeras críticas literarias. En su exilio canadiense, publica Sagitario (1990), su primer libro. Las posibilidades de la publicación digital le abren otras puertas y le incitan, por la favorable acogida de sus escritos, a seguir creando, aprendiendo y escribiendo. Asimismo, es autor de “Retrato de una canalla” (LaLupue, 2004). Colabora también con la revista Khatarsis.

  

GIBRALFARO. Revista de Creación Literaria y Humanidades. Año IV. Número 31. Junio-Julio 2005. Director: José Antonio Molero Benavides. ISSN 1696-9294. Copyright © 2005 Jaime Alfonso León Cuadra. Reservados todos los derechos © 2002-2005 EdiJambia & Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura. Facultad de Ciencias de la Educación. Bulevar Louis Pasteur, s/n. Campus de Teatinos. Universidad de Málaga. 29071 Málaga (España).

  

  

    Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares